martes, 3 de noviembre de 2009

Mis atardeceres...





Hola a tod@s!!!

Hace unos años, a mi marido y a mí, urbanitas hasta ese momento hasta la médula, caminantes de calles atestadas de gente, de centros comerciales llenos de familias, de conducciones en plan kamikaze por Madrid por lugares donde sólo se escucha el claxón de los coches...decidimos cambiar por completo de vida,

Compramos una casita a 50 km de Madrid, a unos 2 km del pueblo más cercano, en una urbanización que está en una ladera. La casa no era una maravilla pero lo más importante eran las vistas que se veían desde la parcela y desde la casa: una panorámica de campos de olivos y pinos piñoneros y a lo lejos los pueblos más cercanos. En los días que no hay niebla ó mucha polución se puede ver incluso Madrid (increible!!).


Aprovechando estas vistas y que el salón era muy pequeño hicimos una ampliación de la casa, ganando no sólo mucho espacio al salón, sino la posibilidad de colocar un gran ventanal para aprovechar la imagen que nos regalaba ese paisaje.

Mi marido es un manitas empedernido. Lo que no sepa hacer ya se busca él las mañas para descubrir el cómo y ponerlo en práctica. Y así empezamos... reformamos toda la casa nosotros mismos. Nos ha costado no sólo un esfuerzo económico sino mucho tiempo. Años sin fines de semana, sin vacaciones, sin ver a la familia, teniendo la ropa en cajas y sentándonos en un sofa prestado lleno de polvo.

Pero el tiempo pasó y todo fue avanzando y ahora estamos muy orgullosos de lo logrado, porque nos ha costado muchas lagrimas.

Queria dejaros una imagen de mi salón mientras atardece. La foto no es muy buena...




Con ella quiero dar gracias por poder disfrutar de una imagen así todos los días. Desde este "marco" hemos visto incendios, tormentas de rayos, a muchos aviones surcando el cielo azul, el vuelo de las golondrinas y otros pájaros, amaneceres y atardeceres de postal, fuegos artificiales de los pueblos más cercanos y ahí a lo lejos, también podemos ver Madrid.




Las demás fotos están hechas desde el porche y recogen atardeceres de diferentes días. Siento que las fotos no sean capaces de condensar tanta belleza.

















Estas fotos se las dedico a mi sobri, Ángela, nacida el día 31 de octubre, en la noche de Halloween. Espero que ella y Victor puedan contemplar en casa muchos atardeceres como este juntos.





Deciros que el canijo se está haciendo de rogar. De momento está muy a gustito dentro y por mucho que hablo con él no hay manera. Así que ya os iré contando cómo se desarrolla todo, porque ni la luna llena ha podido con él...

Besazos


12 huellas:

Amparo dijo...

que maravila de vistas tienes cariño, y que maravilla de casa, porque algo hecho por vosotros con tanto esfuerzo y tanto amor es maravilloso, dile al enano que salga ya que como tarde mas se le juntaran los regalos de cumple con los de navidad y saldra perdiendo ajajaa

un besazo reina

el centollo mecánico dijo...

Las vistas son bonitas y espectaculares...pero he de reconocer que yo soy rata de ciudad y si la ciudad es grande mucho mejor, siga disfrutando de esas vistas....un besito

Rogger Avendaño Cárdenas dijo...

Hola, SHEDIR.

Preciosas las fotos que muestras del atardecer.

Y qué bueno que tengas una casita así.
:D
Un abrazo, SHEDIR.

Amig@mi@ dijo...

Vaya lujazo de sitio, es increíble lo que podeis ver desde vuestra ventana. para qué necesitais cuadros??. Los teneis naturales y de qué belleza.
Me encantó amiga.
Pienso que acertasteis con vuestra elección,
Te preguntaba como estabas en mi blog, jaja.
Besos

Minerva dijo...

Bufffffff, vaya vistas más impresionantes!! que envidia, con lo que me gusta un atardecer....que más que uno desde tú salón, en tu sofá y una manta....Siempre he soñado con una casita en el campo, aunque creo que no va a poder ser...
Impresionante.
Un besote

Shedir dijo...

Buenas Ámparo: Pues la verdad es que las vistas son bonitas, para que engañarnos.

El canijo me tiene loca. No veo el momento de tenerlo, pero se está haciendo de rogar. Pasan los días, pero nada... Besitos

Centollo: Pues mira, nosotros eramos de igual pensamiento. Y mira que Madrid es grande y que tienes muchas cosas: ocio, compras, lugares para pasear... En parte la culpa la tienen unos amigos que viven en la sierra y por eso creo que nos enganchamos un poco al rollo "rural" jajaja.

Besillos

Shedir dijo...

Hola Roger:

Muchas gracias. Un besote fuerte.

Buenas Montse: Eso dice mi suegra, que el ventanal es un cuadro que va cambiando. La verdad es que es algo que luego no aprecias en el día a día, pero yo no cambio mi casa por otra más bonita, ó más nueva, si no tiene estas vistas.

Besotes

Minerva, hola!!! Las fotos no son muy buenas la verdad. Pero estás invitada a pasarte por aquí. La manta la pongo yo... Jajaja. Besos

Bego dijo...

Hay Shedir, que envidia, que lujo de vistas.
Poder vivir alejada de todo el follón el ruido, que bien.

Deja al pobre Victor tranquilo, no le metas prisa que el esté en su cunita de agua calentito y muy seguro, el dirá con lo bien que estoy a quí, y mi mami quiere que salga, jajajja.

Besos amiga.

una sonrisa dijo...

Qué envidiaaa, poder disfrutar de esas vistas!! hicisteis muy buen cambio, merece la pena perder fines de semana y salidas, cuando al final obtienes un resultado tan espectacular a vuestro trabajo.
Por cierto, ese chiquitin a ver si se decide y nos da una sorpresa!!
Un besito

Sandra dijo...

Jolin que preciosidad de vistas. Yo tambien prefiero la tranquilidad al bullicio de la gran ciudad, pero con diferencia, la pena es q yo no tengo esas vistas :(

Que relajación sentarte en el sillon y ver esos atardeceres.

Besitos.

Shedir dijo...

Hola Bego: Si él quiere yo le dejo un ratito más dentro, pero que no me de malas noches, que me tiene todo el rato con contracciones y dolor de ovarios. Si no quiere salir, al menos que no se entrene conmigo.

Besotes

Sonrisa, buenas: Pues la verdad es que nos hemos tirado años currando, pero al final ha merecido la pena. Pero no creas ya estamos liados con parte del jardin.

besos

Shedir dijo...

Hola Sandra: La verdad es que a veces no nos damos cuenta de lo que nos rodea, estemos donde estemos, y nosotros aquí tenemos mucha suerte.

Seguramente tenemos muchos handicaps por vivir en el campo, pero por lo general lo llevamos muy requetebien.

Besos